Despidos injustificados y su impacto en el bienestar financiero y emocional

Blog
Tired man is looking for work at home lying on bed with laptop. The concept of layoffs

Despidos injustificados y su impacto en el bienestar financiero y emocional

Con la situación económica actual y por consecuencias de la pandemia COVID-19, los despidos se han tornado en una preocupación mayor en el país, aún más los despidos sin causa justificada o despidos injustificados. Estos hechos han tenido consecuencias gravosas, han sido muchas las pequeñas, medianas y grandes empresas que han terminado sus giros o han debido reducir sus tamaños como consecuencia de una incertidumbre económica, por lo cual son muchos los trabajadores y trabajadoras que han perdido sus empleos, teniendo esto grandes consecuencias en sus estados financieros, pero también en su estado anímico y emocional.

Es importante saber que un despido tiene la naturaleza de injustificado cuando no cumple las formalidades establecidas en el Código del Trabajo. Este cuerpo legal señala en su artículo 162 que, para poner fin al contrato de trabajo, el empleador deberá cumplir ciertas formalidades, entre ellas la causal invocada para el despido deberá tener una causal legal. Es sumamente necesario que, al momento de comunicar el despido, se especifique claramente la causal invocada y los hechos en el cual se funda. La misma ley laboral, faculta a los trabajadores y trabajadoras que hayan sido despedidos por alguna de las causales de los artículos 159, 160 y 161 del Código del Trabajo, quienes consideren que la aplicación de la causal ha sido injustificada, indebida o improcedente, o que no se ha invocado causal alguna, pueden recurrir al tribunal competente para que este declare el despido como injustificado. Para ello cuenta con un plazo de sesenta días desde la separación de las funciones; y ampliable a novela días si concurrió a la Dirección del Trabajo para entablar la demanda. El único que puede determinar si el despido ha sido injustificado o no es el juez que conozca la acción, ya sea en un procedimiento monitorio u ordinario.

El despido injustificado puede tener graves consecuencias para los trabajadores y trabajadoras afectados por el, en la mayoría de los casos, el despido supone la pérdida de ingresos regulares. Esta falta de ingresos puede llevar a la acumulación de deudas y la imposibilidad de pago, acumulando intereses y pudiendo sufrir consecuencias como procedimientos judiciales o embargos.

Los impactos financieros no son los únicos efectos negativos que puede acarrear un despido injustificado o indebido, ya que estos hechos también impactan en la salud emocional y mental de los trabajadores y trabajadoras. Esta pérdida del empleo puede causar grandes cuotas de ansiedad, depresión, estrés, sensaciones de pérdida de control, entre otras. Los efectos pueden ser perjudiciales e incluso mantenerse en el tiempo, impactando a los afectados, tanto a nivel personal, como en sus relaciones familiares y sociales.

Al ser un tema de gran interés, y que afecta además a un gran número de personas, los despidos injustificados han impactado de gran manera a la sociedad en general, dando una sensación de falta de protección y falta de estabilidad laboral, pavimentando las ideas de que existe una cultura laboral precaria, en la cual los trabajadores y trabajadoras sientan temor de perder sus empleos, dejando pasar hechos de violencia y discriminación a aceptando rebajas en sus remuneraciones y siendo perjudicados en sus derechos laborales, todo ello por temor a perder el empleo. Es importante que los trabajadores sepan que la ley los ampara, que deben hacer respetar sus derechos y obligaciones, que existe instituciones encargadas de velar por su bienestar y sus empleadores no pueden tener un poder desproporcionado sobre ellos.

También es importante que los trabajadores y trabajadoras sepan de la existencia de recursos judiciales disponibles, como la demanda por despido injustificado, la cual de ser acogida puede significar un aumento en la indemnización desde un treinta a un ochenta por ciento dependiendo de los hechos en que la acción se funde.

Compartir:  

Haremos lo necesario para ganar su caso¡

Recuerde que solo debe pagar el servicio si ganamos su caso.

Complete sus datos y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.