Cómo reconocer un despido injustificado y defender tus derechos laborales

Blog
Fired...
Cómo reconocer un despido injustificado y defender tus derechos laborales

Una de las situaciones que más molestias e inconvenientes puede generala a un trabajador o trabajadora es ser despedido, más aún si el despido que ha sufrido ha injustificado, ya que, se generan una serie de situaciones sumadas a la pérdida del empleo, la pérdida del sustento económico y la sensación de injusticia y vulnerabilidad que ello puede generar.

La legislación laboral en Chile consagra un sistema de estabilidad relativa en el empleo, lo que significa en palabras más simples, que el trabajador o trabajadora será despedido únicamente por las razones que establece la ley. Estas causales se contemplan en los artículos 159 y siguientes del Código del Trabajo, si el despido no se ajusta a ninguna de estas causales, el despido será injustificado, improcedente e indebido. El empleador debe dar aviso al trabajador o trabajadora a través de una carta, en donde se expliquen los hechos que fundamentan la decisión de poner término a la relación laboral, junto con los fundamentos de derechos que lo avalan, es decir la causal en que el despido se funda. Si el empleador no entrega este aviso con al menos treinta días de anticipación, deberá pagar la llamada indemnización sustitutiva de aviso previo, que corresponderá a una remuneración.

Pese a lo anterior, no son aislados los casos en los cuales los empleadores no den el adecuado respeto a estas normas ni a los procedimientos que la ley laboral exige, por lo que es de suma importancia que los trabajadores y trabajadoras conozcan los derechos que los amparan y puedan tomar las medidas necesarias en caso de que sientan que han sido vulnerados.

¿Cómo podemos reconocer si hemos sido despedidos de manera injustificada?

Las formas de proceder un despido, son tan variadas como trabajadoras o trabajadores puedan existir. Algunos empleadores optan por dar un aviso verbal, otros por entregar una carta detallada con los hechos en que se fundan, otros optan por pagar la indemnización sustitutiva de aviso previo.

Por lo mismo, lo primero que debemos tener en consideración es el cumplimiento de las formalidades del despido:

  • El empleador tiene el deber de comunicar al trabajador o trabajadora personalmente o a través de una carta certificada, la que tiene que ser enviada al domicilio registrado con una copia a la Inspección del Trabajo que corresponda.
  • Dicha carta deberá contener la causal legal (artículo 159, 160 o 161 del Código del Ramo) sobre la base de la cual se pone término al contrato, y además los hechos que fundan el despido.
  • En caso de que corresponda, se deben señalar las indemnizaciones que se pagarán.
  • El empleador deberá también señalar el estado de pago de las cotizaciones previsionales, esto hasta el último día del mes que antecede al despido, para ello deben acompañarse los comprobantes, los que deben acreditar el pago por todo el período trabajado.
  • Esta comunicación se hará con al menos treinta días de anticipación, salvo que se pague la indemnización sustitutiva del aviso previo, la que corresponderá a la última remuneración, o dentro de tres o seis días hábiles dependiendo de la causal que se haya invocado.

En los casos en que no se cumplan estas formalidades, el trabajador podrá recurrir a los tribunales de justicia. Para ello es muy importante contar con una defensa letrada.

Cuando la causal que el empleador invoque, a juicio del trabajador no se ajuste con los hechos y tenga la sospecha de que su despido no encuentra asidero en lo expuesto, podrán recurrir en un plazo de sesenta días (ampliables a noventa en caso de presentar un reclamo ante la Inspección del Trabajo) al tribunal competente, para que este declare si el despido ha sido injustificado o no.

Compartir:  

Haremos lo necesario para ganar su caso¡

Recuerde que solo debe pagar el servicio si ganamos su caso.

Complete sus datos y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.